martes, 5 de mayo de 2009



Algunos nos dejamos llevar por lo que sentimos, no pensamos en las consecuencias que nos puede traer actuar de cierta forma. Vivimos el día a día, tomamos cada oportunidad como única, sin saber si alguna vez esa suerte volverá a nosotros. Creemos que actuar de forma impulsiva esta bien, que no hay que negarse a sentir.

En cambio, también están esas personas que evalúan toda situación antes de decidirse, que piensan en lo que puede llegar a pasar si hacemos lo

que sentimos. Que siempre tienen ese miedo a equivocarse, entonces prefieren callar o guardar lo que tienen para dar.

Pero creo que lo mejor seria encontrar un punto medio.
No esta mal arriesgarse por lo que uno siente, pero también hay que medir las consecuencias. Y tampoco esta mal dejar de actuar por miedo, uno nunca sabe si después vamos a encontrar la respuesta que esperábamos.

La vida es para vivirla al máximo, hay que vivir el día a día por que es único. Pero a la vez pensar en nuestras decisiones por que no estamos solos, nos rodean seres humanos, que sienten y a veces lo que decidamos puede ser que les afecte, para bien o para mal. Hay que escuchar al corazón, pero a la vez razonar. Es algo difícil, pero creo que se puede lograr, y encontrar el punto medio seria lo mejor.



Dolores Chalde




1 comentario:

mvbt dijo...

aaaai la segunda parte soy yo bue jaja TE AMO BLDA :)
ME ENCANTO MUCHISIMO LO QUE ESCRIBISTE ♥